Domingo 14 de Diciembre, tras nosotros el estadio soberano, el Santiago Bernabeu, y delante el palacio de exposiciones y congresos sede de PRIMER 2008, la XI muestra de vinos de Maceración Carbónica (M.C.). Aquí se presentan los primeros vinos de la temporada, en Septiembre en la cepa y en Noviembre en la copa.

Me acompañaron Glenny, Tino y Juan, grandes amigos, y como cuarteto fuimos recorriendo España en tan sólo unos metros, distintas Denominaciones de Origen, distintas variedades, distintos conceptos, distintos terruños, en definitiva vinos muy distintos elaborados con esta singular técnica.

Empezamos visitando las tierras de Campo de Borja, a sus conocidas Bodegas Borsao. Creadas en 2001, con la participación de las cooperativas de Pozuelo y Tabuenca y de las principales cajas aragonesas, abarca 2430 hectáreas de más de 600 viticultores y unos 11 millones de kilos de uvas. La relación calidad precio de los vinos de esta bodega es realmente sorprendente, sino véase su garnacha mítica un joven por menos de dos euros en grandes superficies…

El Borsao Primicia 2008, presentaba capa media-alta, picota con ribete cardenalicio y la lágrima era densa y tintada. En nariz se me quedó algo corto, daba fruta madura y especias. En boca de notable acidez y medio recorrido. Me gustó más el 2007.

Seguidamente nos fuimos a la Rioja Alavesa, a catar nuestro querido y conocido Luberri, ganador del año pasado y muy disfrutado a lo largo del año. La materia prima proviene de cepas de entre 15 y 70 años, 32 hectáreas el 90% de las cuales son tempranillo, 5% Cabernet Sauvignon y 5% de Viura. De nuevo un placer para los sentidos, de media capa, color picota y ribete amoratado. En nariz mucha fruta, chucherías, gominolas… en boca suave, agradable, más fruta roja… de nuevo entre los mejores.

Saltamos el charco para viajar a Tenerife a la D.O. Tacoronte-Acentejo, a las Bodegas Insulares de Tenerife, nacidas en 1992 y con 660 socios en la actualidad. Los varietales de su Viña Norte son las autóctonas Listán Negro (95%) y Negramol (5%). Presentaba capa baja, lágrima delgada y un cereza subidito con ribete violáceo, en nariz predominaba la fruta del bosque, grosellas y en boca era ligero, faltándole algo de recorrido. Hay que aplaudir el uso de variedades autóctonas y distintas en este difícil mercado.

Las tierras zamoranas de Toro tenían varios representantes y escogimos las Bodegas Fariña y su vino “Primero”, al que tengo especial apego por ser el primer vino de maceración carbónica que probé hace unos años. Con 290 hectáreas y cepas que tienen entre 60 y 140 años obtienen más de un millón de litros anualmente. De nuevo como el año pasado no he sabido entender este vino ya que en su potente nariz me da un olor a “goma quemada” que no me agrada, en boca me gusta más y tiene un largo final.

Interesante la propuesta que nos encontramos de El Cortijo de la Vieja, sito en Alcolea (Almería), incluido entre los V.T. Laujar-Alpujarra. Esta bodega ecológica se situa a unos 800 metros de altitud en la Alpurrara almeriense, y tiene 25 hectáreas de diversas variedades. Su vino Iniza era limpio y presentaba capa media-baja, normal teniendo en cuenta que el 90% era Garnacha y el 10% tempranillo. Su color denotaba su juventud, morado. Nariz frutal, fruta roja (fresa, más bien mermelada de fresa y compota. En boca era fresco y con una acidez correcta para su 90% de Garnacha. Rico.

Las Bodegas Centro Españolas de Tomelloso, encuadradas en la D.O. La Mancha nacieron en 1892, pero fueron refundadas en 1991. La producción de sus 243 hectáreas de viñedo se comercializa un 70% en el extranjero. En esta muestra supone un caso peculiar pues presenta nada menos que 4 monovarietales distintos, Allozo Tempranillo, Allozo Cabernet-Sauvignon, Allozo Merlot y Allozo Syrah. Por motivos de tiempo, no catamos los cuatro y nos decidimos por este último. Allozo Syrah presentaba un picota, con ribete violáceo y capa media-alta. La intensidad aromática era alta y no era tan frutal como otros vinos de la muestra, predominaban aromas a especias, regaliz. En boca aparecía un puntito de astringencia pero tenía buen paso.

Yecla, Murcia, reino de la Monastrell donde Bodegas Castaño tienen 500 hectáreas de viñedo, donde esta uva autóctona y poco valorada hace unos años convive con otras foráneas. Castaño 2008 posee color granate con ribete rosáceo, capa media-baja y lágrima lenta. Su fase olfativa empieza con una intensidad aromática media-alta, y aromas a fruta madura, principalmente ciruelas. En boca es cálido, equilibrado, con un postgusto largo y un agradable sabor a regaliz.

La visita a la D.O. Binissalem-Mallorca, fue corta porque en Macia Batle se había agotado el vino, aun así pude catar una pizca del MC 2008 (60% Manto Negro 40% Syrah) y me pareció original.

Vuelta obligada a la Rioja alavesa, a Remírez de Ganuza. 60 hectáreas de cepas entre 30 y 96 años y una delicada vendimia y prensado hacen especial al Erre Punto de Remírez de Ganuza (90% Tempranilla, Garnacha 5%, Viura y Malvasía 5%). Picota muy amoratado, de capa media-alta. En nariz muy muy frutal, goloso, grosellas, kiosko (parecido en cierto modo al Luberri). En boca goloso, más fruta y medio recorrido. Como debe ser un MC.

De nuevo a La Mancha a Vinícola de Castilla, su Castillo de Alambra no estuvo entre mis preferidos, de capa media alta, color rojo sangre y ribete violeta, en nariz junto a la fruta roja al principio apareció de fondo un aroma extraño (¿sulforoso?), bajando al airear. En boca destacaba la astringencia.

En Albacete, en la D.O. Almansa, una de las sorpresas agradables de la muestra. La Cooperativa Santa Quinteria (Bodega Tintoralba) tiene más de 2600 hectáreas entre 900 y 1100m con suelos pobres y clima rigurosos. La garnacha tintorera es la variedad predominante y el MC que presentaba “Higueruela”, era un monovarietal de ella. Cereza intenso ribete violáceo y media capa. En nariz además de fruta roja, predominaban toques lácteos, más concretamente olía a toffe de nata (o a esos chupa-chups koyaks que hay de fresa y nata). Por este aroma tan particular, creo que sería capaz de reconocer este vino entre todos los de la muestra. En boca muy correcto de acidez y una buena duración. Repetiré.

A estas alturas, y tras alguna visita más como Aladro (D.O.Ca. Rioja) ya habíamos votado y la decisión soberana del público fue:

1º- Erre Punto de Remírez de Ganuza. (D.O.Ca.Rioja)

2º- Viña Urbezo . (D.O. Cariñena)

3º- Luberri (D.O.Ca.Rioja).

Nueva victoria del Erre Punto, y otra vez Luberri entre los preferidos del público, como se desprende de la crónica también estaban en nuestra quiniela. El Viña Urbezo no lo probamos, pero lo conozco del año pasado y tengo buen recuerdo. Dado que son vinos de bodegas grandes podremos probarlos de nuevo en la cata de MC que estamos preparando en la asociación.

Vaya parrafada, si habéis llegado a estas alturas…. Gracias y Salud.

Juan D.

Primer08